Ahora que no estás

Nadie dijo que sería fácil; ni siquiera pensamos que podrá existir esa separación. Duele sentirte y no verte, hablarte y no escucharte, mirarte y no tenerte; y por más que me diga que sigues en mi, en nosotros , duele.

Tantos momentos felices, tantos tristes que vivimos juntas, tanta barreras que sorteamos y vencimos, tantas noches en vela y aunque sé que estás en paz, que reposas en el amor, me haces falta.

Te dejé volar en el mar, en la ceiba de ese parque que tanto amabas en esta ciudad de tinajones, donde a pesar de la enfermedad fuiste feliz, viéndome crecer como mujer y relizándote como abuela; pero no hay un día que no te necesite. Sé que caminas a mi lado, que haces brotar mis palabras en el papel, que me impulsas a seguir; pero que triste es la realidad de lo material sin tí…

Me pregunto cuando escribiré sin lágrimas, cuánto más podré sonreir sin ti…Y a la vez me respondo siempre esperanzada que sí que hay que seguir. Que te amo…

Un regalo del tiempo

El tiempo regala un inquieto cabello blanco que asusta cuando lo descubres frente al espejo. Se asoma para recordarte que él pasa implacable; para decirte que con la palidez de ese pequeño te adentras en un año más de vida, en una experiencia de la que te graduas triste o alegre; pero te graduas…

Y esa juguetona e intensa cana es el diploma que te pasa a otra meta por cumplir.Puedes cambiar tu físico; pero el alma sigue intacta, incapaz de envejecer si la mantienes a salvo. Sí, a salvo de la maldad que te estropea la vida, de la tristeza estéril que jamás enseña, de la sonrisa que cubre la nostalgia; a salvo de no ser tú.

En la vida pasamos por muchas fases a veces somos como la oruga indefensa y mal vestida, otras logramos tejer un capullo tan tupido que nos cierra al mundo; pero luego volamos alto, con tanta energía que nos resulta imposible mirarnos y comprender que ya somos mariposa ; que podemos enamorar al sol reflejándonos en las aguas del río.Valorarlas todas y aprende de ellas.

Ayudarán a ser mejores, aun cuando intentes disimular las inquietas canas que recuerdan que el tiempo continúa pasando…

Sigo soñando

Muchos días rezan en el silencio que han tenido mis palabras; pero no ha sido un silencio infértil, al contrario; familia, estudio y trabajo han matizado sus horas y minutos.

A veces los deseos de escribir me invaden, pero el tiempo me secuestra y me dice: no, debes seguir.

Tristemente las palabras quedan prendidas en el viento, las ideas salen corriendo y regresan trasformadas en estilo científico para terminar mi tesis de maestría que ya toca la puerta para ser defendida; mi hija, mi madre, mi familia necesitan mi atención; no duermo preñando de ideas nuevas mis cuartillas; un ajetreo constante marca mi vida.

Siento y sufro cada crónica desde que me monto en una guagua, hasta que arreglo mi cuarto; siguen las ideas y el amor por la profesión aún frente al estrés y al cansancio. Sigo soñando

Mañana es mi cumpleaños

Mañana llego a mis segundos 15 o los muy mentados años ….ta. Si una autoentrevista me tocara creo que diría:

“Los diez primeros años los viví disfrutando del cariño de mis padres, de la inocencia de la infancia, de mi bella tierra nuevitera, del amor por la música y la guitarra, de mis deseos por escribir.

Los diez segundos descubrí lo importante que es aprender y estudiar, querer a mi familia, supe qué era el amor de pareja, comencé a encaminar mi vida.

Estos diez terceros a los que Dios quiera le sucedan muchos Diez más, saboré tantos sentimientos que siento muchas veces que he vivido intensamente lo bueno y lo malo. Me gradué de periodista, he estudiado intensamente ya casi soy máster, me casé, tuve al ángel más lindo del mundo, mi hija: Sofia del Carmen, luché por la vida de mi adorada madre a quien tengo a mi lado como fuerte pilar en mis días, al igual que mi padre. He crecido en lo personal, laboral y espiritual, he luchado y lucho por mejorar todo lo que pueda, por ser feliz, por vencer obstáculos; por seguir siendo yo; por mantener esa personita risueña que amaba lo simple, lo bello, lo que es invisible  a los ojos, aunque la niebla quiera robarle la sonrisa: yo”

Mañana seré un año mayor, gracias vida por darme la oportunidad. No te defraudaré, en mi tienes a un guerrera que jamás decae, ni dacaerá.