Simplemente mi abuela

abuelaAllí está sentada en el sillón balanceándose con el tiempo y sonriéndole al paso del almanaque. Tras de sí ha edificado una familia unida,  colmada de valores en la que ella es simplemente el ejemplo a seguir, la amiga y consejera, el libro abierto que brinda consejos con amor.

A veces se deprime y dice que está cansada de vivir; y allí es cuando nos preguntamos qué haremos cuándo ya no esté, cuánto la extrañaremos, aunque casi nunca queremos pensar en eso porque estamos convencidos que su espiritualidad siempre reinará entre nosotros.

Ella es la personita  sensible y fuerte que unge las obras con extremo cariño que a pesar de ser adulta y tener experiencia matiza su personalidad con travesuras infantiles.

Ella es ese ser amoroso que me  espera con un abrazo al llegar de la escuela o el trabajo, que me tiene el baño preparado, la comida caliente o simplemente me brinda un consejo certero.

Conforma ella una palabra llena de ternura y sabiduría, una palabra que con tan solo pronunciarla extremece el corazón: Abuela, gracias por existir.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s