De la historia a las tablas

teatroLos orígenes del arte dramático y su encarnación en el actor distan en el tiempo y van de la mano con la historia de la humanidad como si fueran de la familia.

Desde Grecia hasta hoy este noble arte ha devenido en forma de expresión, protesta social y magia artística. Constituye un todo bien estructurado que a veces cuesta definirle las partes.

En nuestro país la actividad teatral tiene raíces muy fuertes, me atrevo a decir que desde los aborígenes con sus areitos y presentaciones mágico religiosa ya había un pequeño embrión del teatro, él siempre ha latido en la personalidad de cada individuo de diversas formas y mezclándose con todos los géneros artísticos.

Pero no fue hasta el siglo XIX que realmente nuestro teatro tomó características propiamente cubanas y se puso al lado del pueblo, antes de la fecha se observaban escenificaciones en las fiestas del Corpus Christi u otras festividades religiosas.

Para los años 1868 en adelante el trasfondo de las luchas por la liberación y la transculturación de nuestra raza tomaron protagonismo en las obras teatrales.

Martí con pocos años de edad supo plasmar en su obra Abdala el sentir de los cubanos y el suyo propio, utilizando en su magnífica escritura técnicas teatrales.

Para ese entonces el país se transforma en una plaza teatral de primer orden; pero contradictoriamente con las circunstancias, al artista cubano se le censuraba por sus ideas, por lo que comienza una pugna teatral abierta contra la metrópoli, en una lucha constante por la nacionalidad cubana.

Así pasó el tiempo hasta que triunfó la Revolución y todas las obras sociales con esencia justa y democrática se respaldaron en la voz del pueblo, una de esta la constituyó el teatro que dio prolíferos dramaturgos y artistas teatrales.

Por primera vez esta manifestación vio representada sus demandas y proyecciones de trabajo, la coyuntura histórica estaba a su favor; y se ha mantenido de esa forma, pues el teatro cubano continúa experimentando conceptos de espectáculos escénicos con mezcla de géneros diversos marcando la diferencia e imponiendo su sello cien por ciento cubano en las tablas dentro y fuera de Cuba.

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s