Viaje al centro de la contaminación

Mi primer trabajo periodístico publicado en un blog fue este reportaje de investigación que mi colega Anabel Jiménez me posicionó en su blog http://www.cubanamambisa.wordpress.com en el 2011 ahí les va espero les guste.

No es 24 de mayo, ni domingo y mucho menos el profesor Lidenbrock está en su casa. El nuevo viaje de Verne ya no será al centro de la Tierra, sino a la ciudad de historias perdidas que respira y vive ante nuestros ojos. Al singular paraje donde tres ballenatos dormidos esperan no sentirse mendigos de la atención que merecen.

El viaje comienza, comienza entre lagartijas de crestas e iguanas soñolientas que observan el ir y venir de las aguas albañales; y otros residuos que las mareas hacen viajar, en la bahía de Nuevitas.

De siglo en siglo a las aguas de esta importante bahía de bolsa le ha tocado sobreponerse a la adversidad. En 1514: la fundación de la villa, luego los ataques de corsarios y piratas, siglos después las luchas por la independencia, el cabotaje de barcos y para los años 60 del siglo XX el nacimiento de la industria muy cercana a sus costas.

Al traste

Andar por le tiempo resulta interesante; pero más interesante aún es visitar las fábricas que viven en constante intercambio con la bahía.

La primera encuestada en este recorrido fue la Fábrica de Alambres y Electródos” Gonzalo Esteban Lugo”, única de su tipo en el país desde que el Che la inauguró el 10 de febrero de 1963. Del impacto contaminante que el proceso productivo provoca en la bahía explicó el jefe del grupo técnico y coordinador del CITMA en la entidad, Alexis Fernando Sánchez.

“El principal proceso que contamina el ambiente en la empresa, es el decapado químico del alambre en el que intervienen soluciones ácidas como el ácido sulfúrico, el consumo de agua en altas cantidades y el hidrato de cal para neutralizar. Los residuales que se obtienen de este proceso son tanto líquidos como sólidos. Cuando la solución de ácido alcanza una concentración de hierro de 100 a 120 gramos por litros es vertida, porque la acidez es baja y para el proceso de decapado se hace ineficiente”.

En los inicios de la fábrica -cuenta Alexis que- existió una planta de tratamiento de residuales; pero duró dos meses aproximadamente en funcionamiento, porque fue mal diseñada y montada. A partir de ese momento se tuvieron que verter todos los residuos ácidos hacia canales y zanjas que históricamente han impactado en un lugar cercano a la bahía conocido como Estero Gremio.

  Los desechos no llegan directamente a la bahía ¿Pero qué sucede si se presentan grandes volúmenes de agua en esa zona? Es lógico que infiltraciones fueran inevitables, sumado a esto también está el impacto contaminante que sufre el manto freático de toda la zona por la que pasa este canal, y por lo que pude observar hasta los suelos de la fábrica están sufriendo la acción agresiva de los ácidos que hace ya 40 años se vierten.

Según refiere su coordinador ambiental todavía existen esperanzas de cambio…

“La empresa ha dado una serie de pasos para disminuir la carga contaminante, como por ejemplo un mejor aprovechamiento de las producciones ácidas, la implementación de tecnologías que contribuyen a realizar producciones más limpias y eliminen gradualmente el decapado químico por el mecánico. En estos momentos se implementa el decapado mecánico en un 60 por ciento y el químico en un 40. El plan para el año próximo es realizar el 75 por ciento del trabajo de forma mecánica para disminuir los índices de contaminación.”

Sigo el camino por el que se percibe el majestuoso paisaje de la bahía en eterno coqueteo con las nubes y llego a la Fábrica de Fertilizantes ” Revolución de Octubre” para entrevistarme con el Ingeniero Miguel Comas Cedeño, jefe del Grupo Técnico y coordinador ambiental de la entidad.

-Ingeniero ¿A dónde van a parar los residuales del proceso químico de la fábrica?

“Estos desechos van a parar directamente a la bahía, porque nuestra laguna de oxidación está dedicada a la recepción de las aguas albañales. Lo ideal para la fábrica sería una planta de tratamiento para el tipo de residuo que se obtiene en el proceso productivo que es el nitrato de amonio.”

Pero lo ideal no siempre se concreta en lo real. Las empresas deben cumplir un plan productivo para el que se dirige el mayor volumen de dinero, mientras el tema ambiental queda en segundo plano. A veces la conciencia no es suficiente se necesita el capital para implementar las acciones, las ideas no pueden solas.

El ingeniero Comas precisó que sería muy favorable que alguna organización no gubernamental interesada en el tema: medio ambiente ayudara con algo de presupuesto para resolver el problema que en estos momentos no es grave; pero a largo plazo sí lo será.

De empresa en empresa continúa el recorrido. ¿La próxima parada? En la Fábrica de Cemento 26 de Julio, allí Zeida Céspedes la especialista del CITMA en la institución espera ansiosa ser entrevistada.

“Te cuento que los principales aspectos ambientales asociados a la producción de cemento son las emisiones a la atmósfera y el consumo de energía. Los vertidos de agua se limitan a las escorrentías de lluvia, la refrigeración de equipos (normalmente en circuito cerrado), y al agua sanitaria por lo que no son de impacto ambiental significativo. Mientras, el almacenamiento y la manipulación de combustibles son una fuente potencial de contaminación del suelo y de las aguas freáticas, por lo que las fábricas deben dotarse de medios adecuados que garanticen la protección de estas zonas.”

En estos momentos la fábrica cuenta con 3 hornos rotatorios, de los cuales sólo funcionan 2, que se alternan en el tiempo, es decir su capacidad teórica actual instalada es de 400 000 toneladas; pero solo se trabaja con un horno que da posibilidades de 200 000 toneladas en el año. Este horno en operación no cuenta con un sistema de depuración de gases (Electro filtro o filtros de mangas) .Este sería una de las principales medidas de protección al medio ambiente, pero de acuerdo con lo que produce la fábrica al año se observa una disminución de la contaminación debido a que la producción es menor.

La última fábrica por visitar es la Central Termoeléctrica “10 de Octubre” que cuenta con una larga historia en materia de trabajo ambiental, según comenta su coordinador ambiental, Silverio Pascual, que desde los 18 años labora en la entidad y tiene 63.

La contaminación a la bahía que mantiene esta industria es producto de los lavados químicos de calderas que se le hacen a los calentadores de aire y de los residuales de la planta de tratamiento químico de agua donde se producen soluciones ácidas y soluciones alcalinas.

“Esta planta de tratamiento químico de agua ha tenido un trabajo sistemático de disminución de la contaminación a través de las producciones más limpias en el proceso; pero en la parte de caldera se mantiene la contaminación a la bahía con algún metal pesado fuera de la norma, producto de que no están todavía concluídos los fosos de neutralización, porque se encuentran en la etapa de proyecto y se está solicitando presupuesto para la inversión, pues es bastante costoso, explicó Silverio.”

Los monitoreos que se realizan por parte de la empresa revelan que en la liberación de gases a la atmósfera los índices están por debajo de la norma; mientras en la parte de vertimiento de líquidos a la bahía no se cumple con lo establecido.

La solución está en que comiencen a funcionar los fosos de neutralización para brindarle el tratamiento adecuado a los residuales, pero para eso debemos esperar al año 2012 que se apruebe por parte del ministerio esta inversión.

Mientras, dejamos la puerta abierta para que entre la esperanza de cualquier color…

Más que agua y sal

No resulta fácil llegar al centro de esta historia sin enfrentar los desafíos que las circunstancias imponen. De extremo a extremo de la ciudad caminan mis pies orgullosos de ser el móvil que completará la nueva aventura de Julio Verne en tierras nueviteras.

Si la bahía pudiera hablar de seguro hubiera sido mi primera entrevistada, aunque con solo las palabras del director de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado en este municipio costero, Beniberto García Martínez, podemos sacar conclusiones de lo que ella sufre.

“El alcantarillado se funda en Nuevitas desde el año 1950. Desde ese momento hasta acá todos los residuales albañales van a parar a la bahía sin ningún tratamiento. Actualmente existen 12 puntos de vertimiento y solo contamos con una laguna de oxidación en el hospital “Martín Chan Puga”.

De si existe algún proyecto en función de aminorar las descargas de aguas residuales urbanas sin depurar a la bahía, ni soñar. El director de esta entidad fue muy preciso aclarando que dentro del plan de trabajo hasta el 2018 no aparece ningún proyecto aprobado.

Y aunque la Especialista de la Unidad de Medio Ambiente (UMA)en el municipio, Jorgelina Moré Fundora afirma que la bahía se encuentra entre las más saludables del país según arrojó el último monitoreo que realizó en el año 2010 el Centro de Ingeniería y Manejo de Bahías y Costas; a simple vista se observa que existe una contaminación con efectos estéticos, malos olores y bioacumulación de contaminantes en la comunidad biológica que la integra , a pesar de la capacidad de dilución y autodepuración que las aguas oceánicas aportan con las mareas.

¿Pero qué pasará dentro de un corto período en que los residuales tanto líquidos como sólidos saturen el ecosistema y el mecanismo de autodepuración de la bahía no sea eficiente? No hay que suponer mucho, ni esperar tanto. La Máster en Manejo Integrado de Zonas Costeras de la Unidad Empresarial de Base Episur en Nuevitas, Idania Lee, explicó a esta reportera que existe un comportamiento preocupante en la familia Lutjanidae integrada por especies como pargo, cubereta, biajaiba, rabirrubia, entre otras.

“Estos animalitos están presentando huevas sin completar un desarrollo en su tamaño. Este cambio es considerado una respuesta de autopreservación y adaptación de las especies ante un agente agresor de su hábitat: la contaminación”.

La contaminación en este sentido Idania la define por partes.

“Existen causas muy puntuales que están atentando contra la salud de nuestra bahía. Primero la contaminación que producen las industrias, segundo los residuales albañales que se vierten constantemente y por último la propia acción del hombre en la pesca.”

En este sentido Roque Jiménez, pescador conocedor de su oficio y eterno enamorado del mar hace más de 40 años afirma convencido: ¡hay que hacer algo mi´ja!

“Hace unos 20 años atrás en la bahía había tremenda cantidad de pejes. Aquí se daban muchos curbinos, sardinas boquerón en cantidad, pero ahora ya no la hay. Las aguas se ven muchos más contaminadas y sucias, fíjate si es así que el mismo ostión ya no se pesca, por las enfermedades que tienen las aguas. Ah, y también se está viendo el peje hueva´o fuera de corrida…”

De la responsabilidad que tienen los pescadores en el cuidado de la bahía Roque me habló sin preguntarle.

“La pesca en la bahía está experimentando cambios en cuanto a las artes de pesca que se utilizan todavía nos quedan 2 chinchorros; pero estamos convencidos que se debe hacer otro tipo de pesca que no sea dañina para la bahía, que se puede hacer lo único que hace falta son los recursos. Además estamos interesados que sea así, porque de eso depende que podamos seguir produciendo y no se acaben los peje”.

De si Verne encontró material suficiente para su próxima novela, no sé. Lo que si aprendí de este fascinante viaje es que los cerca de 45 mil habitantes del costero municipio industrial todavía le queda mucho por hacer en función de salvar el maravilloso tesoro que la naturaleza quiso regalarle.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Medio ambiente

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s