El Periodismo: una enfermedad crónica y creativa

sheila-barrosLa impaciencia me domina, creo que padezco una enfermedad crónica sin tratamiento preciso; cada día me siento peor. No puedo observar un hecho relevante, escuchar una conversación motivadora, ni pensar siquiera en qué crearé hoy para compartirlo contigo, porque salgo corriendo a buscar lápiz y papel sin concentrarme en nada más.

Me encuentro escribiendo lo mismo en un tren incómodo y bullicioso que en plena calle donde la musa, inspiradora me atrapa sin saber si estoy de acuerdo o no con su decisión.

Nunca mejoraré de esta enfermedad, vive en mí desde que nací no sé si fue vocación, ilusión o misión en la vida. El Periodismo ha llegado para quedarse, cada día se fortalece más en mi corazón, no le teme a las adversidades, porque está preparado para florecer primaveral ante entrevistados falsos y escurridizos  que se disfrazan de burocracia pretendiendo detener el cause certero y revelador del trabajo periodístico.

Esta pasión desmedida sonríe y llora ante su salario, pues más que dinero lo valora como protocolo y obligación jamás retribuída para ese profesional que se desvela  ante las ideas sin valor preciso, pues no existe económico capaz de calcular su valía.

La combinación armónica de las palabras formando el mensaje que escribo en este instante salen corriendo traviesas entre los pasillos de un tren, luego se esconde detrás de una caligrafía algo torcida que hace su mayor esfuerzo por ser entendible y no mostrar manchones, ni tachaduras sin elegancia; pecado y distinción de escritores no tan cuerdos de una realidad que no se puede esperar.

Así desvarío y comparto sentimientos indescriptibles, mientras muchas me observan intrigados pensando que estoy loca o padezco alguna extraña enfermedad para la que no existe cura, pues solo el deseo incontenible de mover el lápiz a la velocidad de los pensamientos y las palabras calman este padecimiento que continuará agravándose lo sé, pero me hará feliz, porque me domina con su espíritu de artista apasionado, de periodista incomprendido en pleno vuelo creativo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s