Eutimio Pérez Reyes: Un manicero excepcional

eutimio-perez-reyes-manicero_248_250En el recorrido que hace el tren Nuevitas-Camagüey se oye el rumor de un pregonar que dice así: “… Maní Tostado. De punta de Maisí y para Cuba entera es Eutimio Pérez Reyes, un cubano colmado de poesía y buen humor”.

“Yo nací en Punta de Maisí y entonces cuando me jubilé me dediqué a la venta, ahora de maní porque me gusta el movimiento de la calle y a la vez es algo vital en mi. Yo he realizado diversos trabajos, he sido chofer de ómnibus cuando era muy joven, después trabajé en los ferrocarriles y cuando llegó el período especial me fui a laborar en una empresa agropecuaria y allí fue donde me jubilé”

El aroma de su maní, junto a los elegantes pregones que comparte en los pasillos del tren, no dejan dudas que Eutimio representa la cubanía y la tradición de nuestra isla caribeña.

“Escuche por favor, la Organización Mundial de la Salud está orientando que todo ser humano debe comer entre 10 y 12 granitos de maní, y como manicero estoy listo todos los días a las cinco de la mañana, para ofrecerle un buen maní calientito”

La tripulación del tren admira su talento y personalidad.

“Es muy bonito la forma en que él pregona su maní, unas veces lo hace con poesías, otras informando a la población acerca de los beneficios que tiene el maní para la salud”

Eutimio como cualquier hombre tiene esposa e hijos a los que quiere muchísimo. Además ha trabajado duro para salir adelante; pero la particularidad de su persona reside en que a más de siete décadas de existencia le agradece a la vida y le compone poemas.

“Bueno le puedo agradecer a la vida bastante porque no es fácil durar 73 años, porque cuántas personas no han podido llegar ni a los 50, y sin embargo, ya para mi es un placer saber que he vivido más de medio siglo”

Con el pregón mañanero viajamos sintiendo la cubanía de un guantanamero radicado en Nuevitas que conoce toda la Isla y la ama junto a su gente.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cultura

2 Respuestas a “Eutimio Pérez Reyes: Un manicero excepcional

  1. Realmente es un ejemplo de consagración.
    Casi siempre cuando voy en el tren para Camagüey le compro unos cucuruchitos de maní porque realmente son maravillosos.

  2. Pingback: Eutimio Pérez Reyes: Un manicero excepcional | Blogalidad Camagüey

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s