Por dónde va la unificación monetaria y cambiaria en Cuba

unificacion-monetaria-cubaNo siempre es buena la convivencia de dos hermanas de diferentes madres en la misma casa. ¿Se preguntarán si el pensamiento abstracto se ha apoderado hoy más que de costumbre de mis reflexiones?

Bueno no tanto, solo pretendo analizar el tema de la dualidad monetaria de una forma asequible y sencilla para comprender.

La economía de un país debe utilizar como medio de pago, medida de valor y medio de atesoramiento una moneda que realice la función del dinero; mientras que las divisa serían las diferentes monedas con las que se realizarían transacciones fuera del territorio.

Pero la situación monetaria de Cuba desde la desaparición del campo socialista se describe completamente diferente a lo planteado. Entre los años 1989 y 1993 el Producto Interno Bruto (PBI) sufrió una caída del orden del 35 por ciento, se perdió más del 80 por ciento del comercio exterior, el consumo del combustible se redujo en más de un 50 por ciento y desaparecieron casi en su totalidad las fuentes externas de financiamiento unido al recrudecimiento del bloqueo por parte de los Estados Unidos.

Un panorama complejo irrumpió en la sociedad cubana por lo que la presencia de dos hermanas en confluencia directa, y me refiero con esta analogía a las dos monedas. Entre los años1990 y 1993,  crecieron los precios y la dolarización parcial de la economía cubana.

A pesar de  todo lo anterior los nacionales atemperados a las condiciones históricas concretas con las que nos desarrollamos fuimos capaces de buscar estrategias para  sacar a flote nuestra economía. Se continuó recibiendo los servicios fundamentales en la esfera de la salud y la educación, y por supuesto de forma gratuita. También se mantuvo la política de distribución a precios subsidiados de los productos alimenticios básicos.

A las puertas  de un nuevo año son muchas las expectativas entorno a la unificación de nuestra moneda, luego de varias décadas de experiencias duales según plantea el Lineamiento No. 55 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución:

“Se avanzará hacia la unificación monetaria, teniendo en cuenta la productividad del trabajo y la efectividad de los mecanismos distributivos y redistributivos. Por su complejidad, este proceso exigirá una rigurosa preparación y ejecución, tanto en el plano objetivo como subjetivo”.

La unificación monetaria y cambiaria no es una medida que resuelve por sí sola todos los problemas actuales de la economía, pero su aplicación es imprescindible a fin de garantizar el restablecimiento del valor del peso cubano y de sus funciones como dinero, es decir de unidad de cuenta, medio de pago y atesoramiento. De esta forma nos encaminaremos a ordenar el entorno económico y en consecuencia la medición correcta de sus resultados.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s