El amor y yo

enamorados_250_183Ven, siéntate aquí. No seas tímido. Mira para eso ya estás colorado como un tomate. Sé que en el fondo aunque todos te vean como un hombre experimentado y conquistador, en tu tierna personalidad conservas ese ángel de la infancia que te hace único.

¿Esa flor es para mí? Sabía que no ibas a olvidarme, gracias.
¿Y un beso también?, ay, pues no me puedo quejar con tantas cosas por las que ocuparte hoy me has venido a visitar. Por favor ¡No quiero celos! Aunque sé, bueno contigo no sé mucho, nunca se puede estar completamente segura cuando te empeñas en atrapar un corazón en pleno vuelo.

¿Querías decirme algo? ¿Y por qué me miras así? Sí, estoy un poco triste, pero eso pasa, tú mismo me has enseñado que el tiempo todo lo cura, así que no te preocupes, con que me hayas tenido presente ya estoy feliz.

Se me ocurren tantas cosas que contarte, pero no, no te voy a agobiar con historias, con un abrazo será suficiente para que me arrebates una sonrisa.

¿Ya te vas?  Sí es verdad hoy debes estar muy solicitado ¿cuántos enamorados y amigos se han reencontrado frente a ti? ¿Cuántos besos y abrazos has presenciado? ¿Y todavía te falta por entregar esos regalos? Óyeme estas hecho un indisciplinado, apúrate no quiero ser la causante de que llegues tarde a esa cena romántica, porque sin ti amor no podrán encenderse las velas tiernas de los amantes.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Rinconcito de la fotografía

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s