La lengua materna es también nuestra madre

Clengua_maternaomo una madre que acuna a su hijo entre los brazos y lo enseña a dar sus primeros pacitos, así se comporta el idioma que lo ve nacer. Lo provee de elementos para comunicarse y expresar ideas.

Ella despierta en el corazón de cada primogénito el deseo de siempre utilizarla en sonidos y palabras. Su incorporación resulta casi invisible a los ojos, se siente en el alma; brota del espíritu noble y sencillo de un niño que pronuncia por primera vez la palabra mamá o de un joven que le dice a su padre que es su ejemplo.

Así va la lengua materna de sonidos a oraciones, de versos a prosas profundas, de espontaneidad a conocimiento. Su compañía está implícita en el desarrollo humano y la vida honrada de quienes la saben respetar.

Es la base del pensamiento creativo y la habilidad para el aprendizaje de lenguas posteriores. Esta señora sencilla y conocedora  acompaña  las primeras palabras y  da la valentía para brindar magníficos discursos.

Es ella la cuna de la educación certera, el fruto de una instrucción que se adquiere en la casa y en la escuela, el vínculo con una segunda madre que vela por el  futuro.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s