La respuesta a una vida plena solo la decide tu corazón

vida-plena¿Cómo se puede vivir presa de una rutina que no te hace feliz? ¿O sí, te hace feliz a medias? ¿Será acaso la necesidad de reconocimiento o el deseo de mostrar que lo material también es importante para ti aunque no lo sientas? ¿Por qué dejar de ser quien eres y convertirte en lo que otros quieren que seas? ¿Para qué mercadear tu luz interna, si al final sabes que no es lo que te llena?…

Resulta tan difícil encontrar una razón lógica al verlo desvelarse por una persona que no lo merece, lo humilla e incluso le ha perdido el respeto.

Aunque dentro de esa tela de araña de sentimientos me atrevo a decir que la costumbre le ha puesto un aderezo irrompible y lleno de temores a la soledad, el miedo a quedar solo y comenzar de nuevo se empina  como la muralla china ante una realidad a la que es mejor resistirse antes de arriesgarse.

Es tan compleja el alma de los hombres que ni mil teorías psicológicas pueden explicarse por qué hacen las cosas.

En esta vida de amores y desamores en la que se sufre y ama en cadena, la pirámide de sucesos nuevos no se detienen, las sorpresas enseñan a diario que no todo se sabe, ni está escrito, que solo queda enfrentar las situaciones con decoro y valentía, saber encararlas como merecen, darle la respuesta precisa aún cuando los malentendidos se escondan tras el silencio y la distancia cómplice del posible olvido.

No siempre la justicia, ni lo correcto en el amor es lo que se espera, en la mayoría de los casos lo doloroso es lo que preferimos, y lo bueno lo ignoramos como si no tuviera valor.

Así es de imperfecta el alma de los seres que habitamos está Tierra, llegamos a confundir pasión con felicidad, costumbre con relación, querer con amar, y no importa la edad o la experiencia cuando llega el sentimiento que pone de cabeza  lo real, no existe ley de gravedad que nos haga asentar los pies en el suelo.

Quizás hoy tus luces estén en la dirección equivocada, y aunque lo sepas, aún no estés preparado para cambiar su trayecto, tal vez las lágrimas se oculten detrás de las sonrisas, pero la respuesta a una vida plena solo la decide tu corazón.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s