Más de 30 años de labor entre barcos de gran cabotaje y maniobras inolvidables

alejandro-serdeira-ugarte_250_250Alejandro Serdeira Ugarte le ha entregado al mar su vida; quizás  pueda pensar que es pescador, buzo o tal vez biólogo marino; y es que su oficio mezcla tantas características que me atrevería a definirlo como un arte, por eso él explica las razones para considerarlo así.

“El servicio de practicaje es un arte porque tienes que hacer maniobras con buques de distintos portes y al llevarlas a efecto debes saber valorar cuándo estas trabajando con un buque en que los vientos y las corrientes influyen mucho por su tamaño y cuando lo haces con una embarcación más grande donde estos elementos naturales influyen menos.

Es un arte porque tienes que trabajar con distintos elementos como el viento, la corriente, la obra viva y la obra muerta del buque y con  otros elementos que ayudan a la navegación  como los remolcadores; son cuestiones que hay que ir llevándolas desde el punto de vista de las magnitudes que influyen que son la velocidad, el tiempo y la distancia. Cuando te estas aproximando a un buque o a un muelle hay que combinar todos esos elementos para poder al final llevar con satisfacción la maniobra a feliz término.

Por lo tanto se convierte en un arte por la relación entre el buque, el viento, los efectos naturales, entre la comunicación capitán- práctico, todo hay que tenerlo presente, conocimiento que vas perfeccionando y profundizando en la medida en que pasan los años”

Cuando le pregunté que le ha aportado Serdeira al colectivo de los Prácticos de Nuevitas, que es donde continúa laborando luego de la jubilación, y a la vez que ha aprendido él de ese colectivo esto fue lo que respondió.

“Primero voy a hablar de todo lo que han aportado mis compañeros en mi, uno se siente muy bien cuando está en un grupo donde todos laboran en equipo, nos sentimos en familia, eso psicológicamente ayuda mucho a la persona en la realización de su profesión.

Yo me siento satisfecho por haber aportado a este grupo determinados conocimientos durante los años de trabajo, y eso es el legado que les dejo a ellos pues la mayoría de las personas que laboran aquí fueron alumnos míos, y me siento a gusto de que trabajen con gran efectividad, calidad y sean aceptados por los capitanes tanto nacionales como extranjeros, por su comportamiento, profesionalidad, presencia y personalidad”

Con ese orgullo que porta en cada gesto y palabra que dibuja, terminé la conversación con Alejandro Serdeira, quien lleva más de 35 años calculando mareas, vientos y cercanía artística entre barcos de gran cabotaje y maniobras inolvidables llenas de amor por el arte del practicaje.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s