Los pulmones del planeta

bosque-cubanoAl encontrarnos en sus brazos de padre fuerte y vigoroso jamás tememos; la mágica y dulce armonía de sus ramas y hojas tranquilizan el alma; aunque muchas veces la contaminación le alcanza y su fuerte tronco se desliza con el viento sin quererlo, o más triste aún, no llega a envejecer para ser testigo de amores juveniles ni juego de la infancia.

Muchos árboles padecen y sufren en el mundo sin poder demandar tanta injusticia, su nobleza supera los límites de lo imaginable, nos brindan aire puro, cobija, calor, alimento y protección, ¿y qué le ofrecemos nosotros?

Maltrato, tala indiscriminada, incomprensión, ignorancia ante tanto cariño, pero aún así nos siguen regalando destellantes muestras de amor, acurrucándonos en sus brazos, convirtiéndose en cómplice perpetuos de días y noches a los que impulsan con el aire más puro de la vida: el del amor sin interés.

A todos esos árboles que rodean nuestro entorno y pintan a la vida del verde más destellante, el respeto que merecen por compartir este breve suspiro que es la vida en la Tierra.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Medio ambiente

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s