Un acercamiento al ideario ético de José Martí

jose-marti-2_250_171Compendiar en apenas una cuartilla mi punto de vista  acerca del legado ético y humanista del pensamiento y la obra del Apóstol de todos los cubanos resulta en verdad todo un reto.

José Martí constituye la cumbre del pensamiento ético en Cuba y la más elevada expresión de la ética de liberación nacional y continental propugnada por Bolívar, enriquecida por Félix Varela, José de Luz y Caballero, y Enrique José Varona, porque fue Martí el artífice y visionario de los pensamientos americanos antecedentes y precedentes a su tiempo.

La moral desde la óptica martiana se caracteriza esencialmente por la negación del individualismo y el cumplimiento del deber social de mera sencilla y natural.

Los valores de los hombres junto a su cultura e historia, las relaciones humanas y la conducta. La Edad de Oro, aún escrita para los niños, pensada para ellos, y traducida a su idioma, resulta un vivo ejemplo del legado ético y moral que les heredó a cada generación que después de abandonar la infancia relee nuevamente sus páginas y continúa aprendido a crecerse ante las adversidades y míseras de cada tiempo.

En esta hermosa obra de amor dedicada a los niños de nuestra América aspira a que los mismos sean “hombres que digan lo que piensan, y lo digan bien: hombres elocuentes y sinceros”, es allí donde la sinceridad se entrelaza con la honradez y la valentía: “Un hombre que oculta lo que piensa, o no se atreve a decir lo que piensa, no es un hombre honrado”.

¡Cuántos valores en solo tres frases! Era muy grande nuestro Martí, y lo digo midiendo de la cabeza al cielo porque es así como se les toma la estatura a los hombres que dejan huellas para siempre en la vida de todas las generaciones.

En el ideario ético martiano el amor, el humanismo y el patriotismo forman una triada indivisible que explica por si misma la fuerza propulsora de la transformación, a partir de la convicción de lo esencialmente significativo en la vida.

El amor como fuerza humana suprema, valor en sí mismo y conducto de valores, se acopla armónicamente de modo especial con el patriotismo, concebido por Martí como síntesis de todos los valores. “El patriotismo no es más que amor”

Una torre tan infinita de valores y consejos nos ha legado el maestro y amigo de los niños que es imposible no hablar de él cuando de valores, ética y moral se trata.

Él siempre guiará nuestro camino como el sol destellante que baña esta isla de sueños y esperanzas donde los cubanos seguimos creando sin límites.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s