Para crecer aún más alto que las nubes

oncologico_camagueyEn muchas ocasiones me he preguntado cuán difícil puede resultar para un actor despojarse de los rasgos de un personaje que ha tenido que interpretar por un tiempo determinado.

Y aunque quizás la comparación que pretendo establecer en este momento resulta un poco abstracta, hace solo unos días me surgió la misma duda pero con los médicos del hospital oncológico María Curí de Camagüey.

El servicio que existe en este centro va más allá de lo convencional dentro de la medicina, los pacientes que allí acuden en su mayoría, albergan la esperanza de prolongar un poco su vida, ya sea con intervenciones quirúrgicas, radioterapias o quimioterapias.

Muchos aprenden a convivir con una enfermedad tan dura como el cáncer, mientras otros, ni siquiera pueden terminar ese camino.

Para personas comunes como nosotros, que no estudiamos medicina y que quizás la rutina del día a día no nos permite reparar en la fuerte carga emocional que junto a la profesional deben llevar estos hombres y mujeres de batas blancas, con sólo visitar un día una consulta en este centro asistencial resulta muy impresionante.

Allí los médicos exhiben una ética profesional envidiable y unido a ella el amor por lo que hacen sobrepasa el horario de almuerzo, la consulta llena, e incluso los problemas personales.

Cada paciente que atienden representa un soplo de vida, una lucha constante contra la muerte, por eso la entrega y la dedicación se imprime en altas dosis.

Al ser partícipe en esta experiencia en el hospital oncológico María Curí de mi provincia no pude dejar de preguntarme: ¿Cómo es la vida de un médico de este centro cuando llega a su casa? ¿Cómo logran que tantos casos tristes no afecten su psiquis? ¿Cómo esas experiencias le hacen valorar más la familia, los amigos, el tiempo por esta tierra en donde salvar a sus semejantes y crecer como mejores personas vale más que debatirse entre trivialidades humanas?

Quizás el artista pueda desintoxicarse de un personaje, pero un médico sólo puede alimentarse de las experiencias que su profesión le brinda para crecer aún más alto que las nubes.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s