Crónica de un comienzo anunciado

6 paseando Hace varios meses me aparté de la cuartilla emocionada y del tiempo para volar entre las palabras…Me atrapó el vertiginoso mundo del periodismo digital, en el que  información, actualización y diseño web se dan las manos, fue el regalo más lindo del mes de febrero.

 

Pero hoy me pongo a contar los días sin regalarme una crónica, un reportaje y hasta un testimonio de los que me hacen respirar sin contratiempos y siento nostalgia. La misma que late por mis padres y mi abuelita, mis amigos y compañeros de trabajo, el mar, las lomas todo lo que se quedó en Nuevitas.

 

Por otra parte me siento plena, enamorada, realizada; pero aún no satisfecha, tengo mucho camino que andar, proyectos por realizar, cuestiones que aprender. Nunca se detiene el hombre en el andar por los lares de la Tierra, ni la muerte puede borrar la obra humana así que todavía no puedo poner punto final, ni siquiera aparte, a mi historia de mujer en pañales.

Fuera a la vagancia, al acomodo, al objetivismo informacional y al posible esquematismo de mi rutina, ya es hora de replantearme los minutos vacíos, el tiempo de ocio, el ir y venir bajo el sol dentro de esta ciudad que, al igual que mi villa de San Fernando inquieto, comienza a atraparme como lo hizo en otrora días.

Camagüey me regaló añoranzas cuando por cuestiones de la vida tuve que abandonarla, pero hoy me brinda encantos de su paisaje sonoro con las campanadas de las iglesias en la mañana, el inigualable trac-trac de los coches y bicicletas sobre los adoquines, el calor y la humedad de su calles angostas, la tradición del barro, los tinajones y lo añejo que se perfuma de moderno, tanta cosas que me enamoran…

6 daisiesY no solo Camagüey, lo que soy, lo que siento, lo que lograré moldeando con fina paciencia en cada letra y sentimiento que en esta ciudad me convertirá en la eterna enamorada de un sueño que se llama futuro y en el que mi alma inquieta está segura protagonizará las más inimaginables escenas en cada amanecer.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s