Negrito y yo

Esta no es la historia de Platero y yo, ni mucho menos la de la Negrita, de Onelio Jorge Cardoso, esta crónica va para un alguien muy especial que conocí y quedó prendado con mis caricias. Por él que hasta mi esposo siente celos.
DSCF7962Se asoma a la ventana, esperando para cortejarme enseguida que aparezca, es muy disciplinado, comienza a desesperarse cuando me acerco y le brindo amor sin límites, al igual que él a mí.
Esta conexión ha sido inexplicable, todos cuentan que su carácter no es de los más halagadores con muchos de los que pasan tratando de saludarlo, él selecciona a sus amistades, aunque parece que lo nuestro fue amor a primera vista.Entre sus dotes de buen galán está la del juego. Llama la atención con su pelota de béisbol echa de medias viejas, la cual maneja con una destreza envidiable, si no le haces caso se las ingenia para involucrarte, dejándola caer a tus pies y escondiéndose detrás de una tinaja que hay en la cocina de su casa.
DSCF7953En sus ojos se esconde la ternura de un niño pequeño que guarda tristes recuerdo de una infancia relegada al olvido de la calle, en donde vagabundeaba sin esperanza de ser adoptado por la hermosa familia que hoy tiene.
Nunca olvida el día en que llegó a su actual hogar, nadie pensaba que se recuperaría y expondría la hermosa figura que actualmente porta. Su ángel de la guarda fue la nieta de la dulce señora que lo mima sin límites, como si fuera parte de su familia, a ella le agradece con la más vehemente de las atenciones
Solo hay que estar presente cuando ella llega para disfrutar de tal espectáculo, inolvidable para los que compartimos sentimientos de amor por esas personitas que llenan nuestros días.
Y para seguir presentando a mi amigo confieso que sus gustos culinarios se inclinan al área de los carnívoros, para él nada de arroz, ensaladas o lácteos, su dieta se sustenta en las carnes y en especial  el hígado, el cual muchas veces le hace daño por la cantidad que ingiere.
Negro es tan astuto que su dueña le confía hasta el llenado de las vasijas de agua, la alerta la de la forma más sui géneris que se pueda imaginar.
DSCF7958Confieso que si me falta su mirada en las mañanas, o su espera en la ventana por las tardes me siento extraña pues él ya es parte de mi cotidianidad, de mi hermosa existencia en un lugar de Camagüey, en donde entre amor y esperanzas construyo mi vida agregándole el mejor de los amigos: Negrito, el fiel perrito que se ha ganado un trozo de mi corazón

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Medio ambiente

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s