Y llegaste tú…

Por Sheila Barros Fals

A veces pienso cómo sería mi vida si aún no hubiera llegado. ¿Sabría sonreír igual? ¿Dolerían sus tristezas cómo duelen? ¿Estarían los desvelos tocando la puerta a cada instante? Creo que no sería una mujer plena.

Su llegada hace un año y 3 meses me ha convertido en una Juana de Arco, en una leona de las más fieras, en una sensible mariposa que solo quiere revolotear a su alrededor para protegerla y enseñarle el camino.

Su cariño y un beso, se convierten en el obsequio más preciado. Su mirada inocente es mi orgullo. Quisiera regalarle el mundo y a la vez mostrarle que siempre estaré a su lado para brindarle amor.

En el corazón de mi princesa Sofía del Carmen siento que me he ganado un pedacito. Estoy segura que labrando bien sus sentimientos dentro de unos años podré leer unas cuantas líneas, como estas que hoy le escribo, en las que me dirá: ¡Te amo mamá!

Guardar

Guardar

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s