Martí entre los camagüeyanos

Tomado de http://www.ohcamaguey.cu Por Jesmir Socías Varona La presencia Martiana en los ciudadanos del Camagüey es más cercana de lo que se piensa, algunos lo asocian con el origen de su esposa Carmen Zayas Bazán, quien era camagüeyana o por los estudios de su hijo en el colegio Emilio Loases, pero una amiga del Maestro vivió aquí y trajo sus enseñanzas a esta Ciudad. La escuela Episcopal San Pablo aportó reformas a la pedagogía en Camagüey, además de permitir la instrucción de niñas y varones juntos en la misma aula, admitir negros y pobres, es considerada la primera en forjar un Rincón Martiano en la ciudad en 1959. Desde entonces cada acto cívico se realizaba frente al busto del apóstol y ante él, se formaban ciudadanos de corazones nobles  e instruidos.

En el colegio Episcopal, laboró hasta su retiro la profesora de Inglés Josefina Neuber o Miss Neuber, como le llamaban sus alumnos. Ella y su padre fueron amigos y colaboradores de José Martí en Tampa. Según nos cuenta el maestro Episcopal José Benito González, quien fuera  también alumno de Miss Neuber, las enseñanzas de Martí siempre fueron su máximas de vida y coronaran cada una de sus clases,  las que perduran hasta hoy en sus discípulos, todos amantes de la honestidad y el amor, para ser consecuentes ante la vida. La profesora de Inglés Josefina Neuber atesoraba con orgullo su amistad con José Martí.

En un mitin realizado por Martí en la Industria Hall de Filadelfia, el 3 de junio de 1893, para más de MIL cubanos radicados allá,  Josefina y su padre el señor  José Neuber, norteamericanos natos, fueron los oradores del encuentro, quienes buscaban justicia y colaboración con la lucha por la libertad cubana.

En el periódico Patria Número 64, sobre la profesora Josefina Neuber José Martí expresó…Lleva Josefina en el rostro la tristeza de la Caridad pálida de las penas de este mundo y en su vida, lleva la altivez y la ternura que defienden al corazón de la infelicidad”.

La presencia del Apóstol en cada camagüeyano es bien cercana, la dicha de Miss Neuber de conocerlo,  ser su amiga y luego traer sus enseñanzas a los alumnos del Episcopal quienes  las guardan hasta hoy, fue un descubrimiento hermoso para esta cronista, que a propósito de conmemorarse el próximo 19 de mayo, un nuevo aniversario de su caída, quería traerlo a mis páginas, para agradecerle una y otra vez su  tantos regalos de amor.

Guardar

Guardar

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s