Sigo soñando

Muchos días rezan en el silencio que han tenido mis palabras; pero no ha sido un silencio infértil, al contrario; familia, estudio y trabajo han matizado sus horas y minutos.

A veces los deseos de escribir me invaden, pero el tiempo me secuestra y me dice: no, debes seguir.

Tristemente las palabras quedan prendidas en el viento, las ideas salen corriendo y regresan trasformadas en estilo científico para terminar mi tesis de maestría que ya toca la puerta para ser defendida; mi hija, mi madre, mi familia necesitan mi atención; no duermo preñando de ideas nuevas mis cuartillas; un ajetreo constante marca mi vida.

Siento y sufro cada crónica desde que me monto en una guagua, hasta que arreglo mi cuarto; siguen las ideas y el amor por la profesión aún frente al estrés y al cansancio. Sigo soñando

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s