Un regalo del tiempo

El tiempo regala un inquieto cabello blanco que asusta cuando lo descubres frente al espejo. Se asoma para recordarte que él pasa implacable; para decirte que con la palidez de ese pequeño te adentras en un año más de vida, en una experiencia de la que te graduas triste o alegre; pero te graduas…

Y esa juguetona e intensa cana es el diploma que te pasa a otra meta por cumplir.Puedes cambiar tu físico; pero el alma sigue intacta, incapaz de envejecer si la mantienes a salvo. Sí, a salvo de la maldad que te estropea la vida, de la tristeza estéril que jamás enseña, de la sonrisa que cubre la nostalgia; a salvo de no ser tú.

En la vida pasamos por muchas fases a veces somos como la oruga indefensa y mal vestida, otras logramos tejer un capullo tan tupido que nos cierra al mundo; pero luego volamos alto, con tanta energía que nos resulta imposible mirarnos y comprender que ya somos mariposa ; que podemos enamorar al sol reflejándonos en las aguas del río.Valorarlas todas y aprende de ellas.

Ayudarán a ser mejores, aun cuando intentes disimular las inquietas canas que recuerdan que el tiempo continúa pasando…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s