Sigo soñando

Muchos días rezan en el silencio que han tenido mis palabras; pero no ha sido un silencio infértil, al contrario; familia, estudio y trabajo han matizado sus horas y minutos.

A veces los deseos de escribir me invaden, pero el tiempo me secuestra y me dice: no, debes seguir.

Tristemente las palabras quedan prendidas en el viento, las ideas salen corriendo y regresan trasformadas en estilo científico para terminar mi tesis de maestría que ya toca la puerta para ser defendida; mi hija, mi madre, mi familia necesitan mi atención; no duermo preñando de ideas nuevas mis cuartillas; un ajetreo constante marca mi vida.

Siento y sufro cada crónica desde que me monto en una guagua, hasta que arreglo mi cuarto; siguen las ideas y el amor por la profesión aún frente al estrés y al cansancio. Sigo soñando

Mañana es mi cumpleaños

Mañana llego a mis segundos 15 o los muy mentados años ….ta. Si una autoentrevista me tocara creo que diría:

«Los diez primeros años los viví disfrutando del cariño de mis padres, de la inocencia de la infancia, de mi bella tierra nuevitera, del amor por la música y la guitarra, de mis deseos por escribir.

Los diez segundos descubrí lo importante que es aprender y estudiar, querer a mi familia, supe qué era el amor de pareja, comencé a encaminar mi vida.

Estos diez terceros a los que Dios quiera le sucedan muchos Diez más, saboré tantos sentimientos que siento muchas veces que he vivido intensamente lo bueno y lo malo. Me gradué de periodista, he estudiado intensamente ya casi soy máster, me casé, tuve al ángel más lindo del mundo, mi hija: Sofia del Carmen, luché por la vida de mi adorada madre a quien tengo a mi lado como fuerte pilar en mis días, al igual que mi padre. He crecido en lo personal, laboral y espiritual, he luchado y lucho por mejorar todo lo que pueda, por ser feliz, por vencer obstáculos; por seguir siendo yo; por mantener esa personita risueña que amaba lo simple, lo bello, lo que es invisible  a los ojos, aunque la niebla quiera robarle la sonrisa: yo»

Mañana seré un año mayor, gracias vida por darme la oportunidad. No te defraudaré, en mi tienes a un guerrera que jamás decae, ni dacaerá.

Un ser humano, un General, un amigo

Por Sheila Barros Fals

Cuando se nace periodista jamás se descansa. Creí que el verdor del paisaje, su encanto, la frescura de la temperatura en la montaña y el tiempo de esparcimiento que tendría en Topes de Collantes me harían descansar de esta obsesión benigna de transmitir con las palabras experiencias y sentimientos que conforman historias imposibles de no contar

Desde que llegué quise descubrir una, incluso mi esposo me sugirió entrevistar a una lugareña que recoge, pila y cuela un café exquisito frente a tus ojos, me pareció interesante la idea, pero aún me faltaba algo. Continuar leyendo «Un ser humano, un General, un amigo»